miércoles, 5 de marzo de 2014

Fantasmas del pasado

Pronto, en un mes y pico, hará un año de esto. Hoy, buscando algo para un despropósito de persona (la misma que recogió mis cachitos de un aeropuerto cuando volví) he tenido que reabrir una conversación que pensaba que había borrado. De hecho, la había borrado, pero después de hacerlo aún hubo un par de mensajes más y, al abrirla, me he topado de lleno con ellos. Es cierto que aquello está superado, pero eso no quita que no haya pupa debajo de la costra y que, si se rasca lo suficiente, salga a la superficie. En fin, que me he llevado un ¡zas, en toda la boca! del pasado y ya está, no tiene más importancia. Pero bueno, escribirlo siempre desahoga y así parece que pesa menos.

2 comentarios:

Jordi Balcells Antón dijo...

Releer ciertas conversaciones añejas no suele traer nada bueno. Mejor no menear el pasado, que lo más fácil es que te muerda en el culo.

Hiciste bien en borrar las misivas en su día, lástima que se resistieran a desaparecer. Un abrazo.

Alemanita dijo...

Me encantan tus comentarios siempre. :)

En realidad ahora nos llevamos muy bien (bueno, siempre lo hemos hecho), hablamos de vez en cuando y tal, pero hay temas que es mejor no tocar. En fin, como dice la canción, lo que no te mata te hace más fuerte y, además, alguien tiene que financiar la destilación de la Gordon's. :D