jueves, 23 de septiembre de 2010

El miedo al otro

No deja de parecerme curioso que cuando un amigo (masculino) te propone un plan que sabes que va a acabar en sexo y lo aceptas, todo sea perfecto, estupendo y libre de compromisos, pero cuando lo propones tú, de repente les cambia la cara, te miran raro y te contestan con evasivas.

En serio, chicos, superad vuestro puto miedo a que cualquier tía que os proponga algo quiera después matrimonio. Esto ya es insostenible, y además, me destroza el ego.

Gracias.

1 comentario:

De traducciones y otras rarezas lingüísticas dijo...

¡Muchachos, madurad ya!
1. Como dices, el matrimonio es opcional xD
2. ¿Tienen la sensación de que se van a aprovechar de nosotras o algo así? ¿De que su influjo es tan grande que no podemos resistirlo y se lo pedimos, pero en realidad no lo deseamos?
Sea como sea, ¡muchachos, madurad ya!