jueves, 9 de octubre de 2008

Primer concierto de los grandes: Porcupine Tree

Ayer tuve un mal día. Malo, malo. Bueno, al principio no lo fue, hasta que pasamos por la puerta de un sitio cuando íbamos camino de Oporto y tuve una fugaz visión de dos personas que me revolvió las entrañas. Pero ese es otro tema...

El caso es que no hay nada mejor para animarse que un concierto, y casualmente ayer tocaban en Oporto los famosos Porcupine Tree. Costaba una pasta, pero allí que nos fuimos el pequeño David, la pequeña Eli y yo. Para resumir diré que es un grupo para ver sentado, con un cubata y un cigarro en la mano, que el público estaba entregadísimo, que había unos nenes la mar de monos y que los GinTonic los ponían sin Tonic. No es que nos hayamos hecho alcohólicas; es que se acabó la cerveza y necesitábamos beber algo urgentemente, aunque ginebra a palo seco...En fin, que me gustó mucho (de verdad que sí, David), pero estaba muy cansada y muy rayada como para mantenerme concentrada durante mucho tiempo.

Y qué más...En casa esperan a que vaya a firmar al contrato para poner Internet, cosa que un poco me toca las narices, pero vamos, que lo haré igualmente, aunque no me voy a agobiar ahora pr ello. Quiero decir, llevamos 6 meses sin internet, así que por una o dos semanas más que esperemos, no creo que se muera nadie. Ah, y pequeño comentario sobre la convivencia: en mi fregadero hay cosas desde hace 3 días, y nadie las friega. Alba y yo nos hemos negado y sólo fregamos lo nuestro, pero como tengan un pelo de irse este finde y dejármelas en el fregadero, la vamos a liar. Y los baños tampoco se limpian solos, ejem...

El vikingo me tiene en modo escéptico. Sigo pensando que es una maravilla de persona y que, físicamente, es todo lo que siempre había deseado tener en mi cama, pero mi cabeza sigue en su sitio y presiento que no tardaré mucho en cambiar el desarrollo de nuestros encuentros. Los juegos están bien para un tiempo, pero todo los tiempos se terminan acabando.

Con Marita estos días genial, la amo por encima de todas las cosas. Ya pondré fotillos de ella...

Ayer también me llegó una postalita de Ana y Yeli desde Berlín, qué monos!! Fotos del muro y del museo am Checkpoint Charlie, qué recuerdos...Si es que sigo pensando que Berlín es la ciudad de mi vida...

Y ya os dejo que hay que currar. Hasta el próximo ratito libre!

2 comentarios:

David I el Grande dijo...

vais levar tau, tau... :P

inefable dijo...

Que grandes fueron Porcupine Tree aquí también :D