jueves, 22 de enero de 2009

Morriña

Me ha dado por hacer clic en una de las etiquetas temáticas del blog, para ver a qué posts me enviaba, y creo que jamás debería haber hecho eso...

He caído de bruces en mis dos últimas semanas en Berlín, las que pasé hace ya año y medio (dior, cómo pasa el tiempo), y estoy al borde de un ataque. Sentimientos encontradizos y contradictorios, ganas de reír y de llorar, de llamar a Marcel y decirle lo muchísimo que lo quiero, y a René y decirle el daño que me hizo; a Christian y pedirle su camisa de leñador, a Christoph y recordarle que le debo una cerveza, y a todos, todos ellos; todos los que espero ver dentro de escasas 3 semanas, cuando vuelva, tan cambiada, tan cambiados, tan cambiado...y tan igual.

No tengo nada claro que este viaje me vaya a sentar bien...

1 comentario:

juan dijo...

Joder! A mi me pasó lo mismo hace 2 días al entrar en la página de la BVG :(

Esta primavera quiero volver. A ver que me encuentro...