lunes, 2 de octubre de 2006

Boda polaca

Pues ya he vuelto, viva y sin resaca! Aunque el viaje de vuelta ha sido una odisea, con un tren retrasao 1hora y 20 min, y unas señoras de información que al parecer sólo hablaban polaco, pero que yo creo que eran así de gilipollas y que no les daba la gana de atenderme, porque "train" y "berlin" creo que lo entiende todo el mundo. Pero bueno! Hablemos de la boda. Estuvimos cenando durante unas...9 horas? Sí, 9 horas. Alucinante. Desde las 6 que nos pusieron el primer plato hasta las 3.30 que pusieron el último, imaginaos la cantidad de cosas que pasaron por las mesas. En realidad no eran cosas muy pesadas; ponían un plato, se cantaba a los novios y se brindaba con vodka, se comía un poquito y se iban a bailar. Al rato cortaban la música y otro plato; vuelta a cantar, a brindar y a comer. Y así hasta las 4 de la mañana, cuando se fue el autobús con los invitados. Los que nos quedamos a dormir en el hotel, a la mañana siguiente seguimos desayunando la comida de la noche anterior, y lo mejor es que la familia se lleva la comida que sobra a casa, porque según me explicaron, ahora tienen que seguir recibiendo invitados en casa durante una semana, y aprovechan toda esa comida. Y es cierto, porque me fui a casa de Monika a comer y echar la tarde con su familia, y todo volvió a repetirse; nada más llegar, tocaba café con pasteles, rico rico. Cuando se fueron los primeros invitados, tocaba almorzar. Se almuerza. y antes de haber terminado, llegaorn otros invitados, por lo que se volvió a sacar más café y más tarta, así que mientras unos comían trozos de carne riquísimos, otros comían trozos de pastel riquísimos. Y así siguieron, porque cuanod volví a bajar a las hora y algo después, habían llegado más invitados, por lo que éstos estaban con el café y los primeros en llegar ya estaban por la carne. Y el vodka, que no falte. La verdad es que ha sido toda una experiencia multicultural, sobre todo por no entender ni papa de polaco!! Pero bueno, esto de ser traductora tuvo sus ventajas, porque tuve que usar todos mis conocimientos para poder comunicarme: hablé alemán, inglés, francés y hasta español, con cada uno en un idioma diferente, y puedo asegurar que casi me vuelvo loca...Tanto pensar agota las neuronas...
Ahora estoy sentadita en mi mesa, después de haber dormido casi 12 horas de un tirón, un poco resfriada, y no paran de venirme cosas en polaco a la cabeza...Curioso...

6 comentarios:

zombina dijo...

q pasa al final con tu alteración, pequeña?? avisame con lo q sea. Me alegro q estés bien. Yo tengo depresión preclases.
muak.

Alemanita dijo...

pues..hasta cnd está abierto el plazo? es que hasta el miércoles por lo menos no hablo con la súper jefa que me va a dar el visto bueno definitivo para ir a las clases que quiero, y hasta que no tenga su confirmación por escrito no puedo arriesgarme a nada...
Yo hasta el 16 no empiezo, y no veas cómo me aburro...

zombina dijo...

pues para mi, el tiempo pasa, despacicooo!! jeje
bueno cualquier cosa ya sabes. A ver si nos pillamos por el msn

Alemanita dijo...

pero conéctate pedorra!!
ya puedes hacerme la ampliación de mis 12 créditos más sin especificar
:D
un besazo cielo!!

Anónimo dijo...

Hola soy tu hermana, te acuerdas de mi?? De verdad... enterarme de tu vida mediante tu blog. Cuando te pille en Berlin no s elo que te voy a hacer. Por cierto, quizas quede con Antonio de Hedelberg para salir el finde que viene. Aun no he salido de fiesta, parece mentira eh?? sin padres y aqui estoy... estudiando todo el dia. Bueno nina, que te cuides eh?? muchos besitos.

Anónimo dijo...

Me acabo de dar cuenta de que escribo fatal. Queria decir "Heidelberg", jo, no se aleman, ni ingles ni espanol. Me encanta Alemania!!