domingo, 15 de marzo de 2009

Mi pareja es un vampiro psíquico

Pues ahí queda eso. Si queréis saber lo que es eso, pinchad aquí y os enteráis. Básicamente es gente sin oficio ni beneficio, sin deseos ni aspiraciones, que se aprovechan y absorben la energía de gente que lleva una vida más o menos sana, psicológicamente hablando.

Bueno, pues he llegado a la conclusión de que este chico es eso, y la gota que ha colmado el vaso ha sido esta mañana.

[Modo anécdota personal sin importancia para terceros ON]

Creo que ya todos sabemos que la vida de esta persona es algo...diferente. Hasta ahora, eso de no hacer nunca nada en pareja, no poder ir al cine, no poder ir a cenar, no salir juntos y tal porque el chico trabaja de noche lo he llevado más o menos bien, pero las cosas empiezan a oler mal cuando te das cuenta de que, ni siquiera durante el tiempo que hay entre el final de mi trabajo y el principio del suyo es aprovechable. Ya no es sólo que nunca tenga iniciativa para nada, ni que el 90% de los días se quede en su casa durmiendo hasta las 8 de la tarde; ahora me he dado cuenta que, aunque sea yo la que proponga algo, siempre se las apaña para que no se haga nada. Todo es muy sutil, muy suave, y de hecho, no he sido totalmente consciente hasta ahora.

Su vida tiene la siguiente rutina: empezar a trabajar a las 9 de la noche, salir entre semana sobre las 2 y los fines de semana sabe Dior; llegar a casa, dormir hasta las 7 de la tarde, levantarse, irse al bar junto al suyo, beber café y cerveza y entrar a trabajar. Los fines de semana es cuando entra mi casa en juego.

Supongo que es muy cómodo tener una novia o lo que sea que viva cerca de tu trabajo, pero de ahí a convertir su casa en un hotel... El chico se pasa la noche bebiendo; cuando llega una determinada hora (las 3 o 4 de la mañana) y empieza a ver que no tiene plan y tal, comienza a mandar mensajes para venir a dormir a mi casa. Naturalmente, las personas normales que no han salido esa noche, duermen a esa hora.

Bueno, pues me despierto hoy a las 10 y me encuentro el típico mensaje amoroso de "¿puedo ir a dormir?", después uno que inspira penita tipo "tal vez mañana cuando te despiertes esté durmiendo en tu puerta", seguido del mensaje borde de "gracias por la respuesta". Es normal que no te respondan si estás durmiendo. Bueno, pues le escribo al despertarme, le digo que lo acabo de leer y que espero que esté en casa durmiendo.

Respuesta 2 minutos después: "no, estoy con mi padre (que trabaja o vive en un puticlub de un barrio de Oporto), aún no me he acostado, pero ahora cojo un taxi y voy para tu casa, que necesito dormir".

Mi cara y un cuadro de Dalí, más o menos lo mismo. Ya le había dicho el día anterior que hoy tenía muchas cosas que hacer, un par de trabajos en casa y tal, y que no iba a poder venir a dormir (porque encima, cuando viene, se queda en la cama hasta las 19:30 o las 20:00 y yo no puedo hacer nada hasta que le salga de los huevos levantarse), y que no entendía a qué venía que preguntara otra vez.

Respuesta: te echo de menos...

Sigo flipando. Llevas bebiendo desde las 8 de la tarde del día anterior, probablemente estés en el puticlub de tu padre, y ahora me echas de menos y quieres venir a dormir. Y un cojón de pato. Le dije que, según tenía entendido, él también tiene una casa, que de hecho le pillaba más cerca de donde estaba que de la mía, con una cama para dormir, y con una madre que se alegraría mucho de verlo.

Respuesta cuando llega a su casa: "Ya estoy enfadado".

[Modo anécdota personal sin importancia para terceros OFF]

Estoy hasta la polla, ya no lo soporto más. Nunca antes había tardado tanto en dejar a alguien que no me convenza, supongo que es porque está muy bueno, pero en fin, ya ni siquiera eso tiene gracia, porno hablar de mis rayaduras sexuales. ¿De qué sirve estar con alguien que te hace sentir constantemente culpable por todo y que encima mina tu autoestima, que ya de por si no es demasiado alta?

En fin, que esto ya está condenado.

1 comentario:

Ana dijo...

Tíralo, tíralo!! tíralo!!

besicos irlandeses! =)