miércoles, 23 de abril de 2008

Más de Alemanita en Portugal

Bueno, a ver si puedo contar más cosas del trabajo...

La agencia de traducción para la que voy a trabajar está en Vila de Gaia, una ciudad a 5 km de Oporto, lo cual está genial. Estaré al lado de preciosas playas arenosas, en una agencia de gente joven, traduciendo del alemán al español, aprendiendo portugués, viviendo con españoles en un piso que paga la empresa, trabajando 8 horas al día con las tardes casi libres (algo a las 17.30) y, en una palabra, viviendo. Por fin tendré un contrato, una nómina, podré cotizar, comprar cosas a plazos, hacer viajecitos, conocer gente nueva...

Eso sí, me está entrando una penita de irme...Y es que uno se acostumbra enseguida a todo y, pues bueno, dejar cosas que acabo de empezar nunca me gustó demasiado, sobre todo cuando van bien. Al final me voy sin carné de conducir, ¡jajajaja! A ver por cuánto sale en Portugal..

¡Ah! Y acabo de hablar con Pablo B., y me ha dicho que...¡se va a Oporto este puente a visitar a su novia, que vive allí! Lo cual quiere decir que, si llego el viernes a medio día...¡Ya tengo mi primera juerga en Portugal programada para ese fin de semana! Mi hermana dice que me odia, que tengo mucha suerte y muchos contactos en todos sitios, y pues qué le voy a hacer...

En fin, que tengo que pensar en positivo. A ver qué novedades trae el día de mañana...

2 comentarios:

· Ademyr · dijo...

que noticion !!

FELICIDADES ALEMANITA !!

carajo ... mucha buena vibra para esta nueva etapa en tu vida... de todo corazon y desde el otro lado del atlantico que te vaya muy bien !! ya no se me hizo conocerte en mi visita a españa pero quien dice que un dia no llegue yo a portugal jajaja..

un abrazo grande !!

y que todo vaya de bien a mejor..

:)

que noticion, que noticion . . .

Alemanita dijo...

Jo, muchísimas gracias, Ademyr, no sabes lo mucho que me has emocionado...
¡Y quién sabe si no soy yo la que se hace una escapadita a México! Ahora que por fin voy a empezar a ganar dinero, todo puede ser...
Un besazo, ¡y gracias de nuevo!