lunes, 27 de abril de 2009

El alemán suena bien, ¡leches!

Y con este título, doy comienzo a una serie de posts, que puede que se limite a uno, dedicados especialmente a Nuri-Nuri.

Hay por ahí algunas malas lenguas que dicen que el alemán suena mal, y que la música en este idioma no tiene que ser especialmente bonita. Y digo yo que, como todo en esta vida, depende de la lengua.

Es cierto que la primera vez que uno escucha este idioma no siente una irresistible necesidad de decir piropos a su amado/a en alemán, ya que, por experiencia, cuando se intenta decir algo así a alguien que no lo entiende lo primero que te sueltan es: "¡eso lo serás tú!". En fin, gajes del oficio.

No me voy a echar flores diciendo que se me saltaran las lágrimas de emoción la primera vez que fui a clases de alemán, allá por mis tiernos 12 añitos. Bueno, un poco sí que se me saltaron cuando entré por la puerta de la clase y me encontré a ese pedazo de hippie de los de verdad, todo rubito y mono y sin saber casi nada de español. Yo es que ya apuntaba maneras desde chica, qué le íbamos a hacer. En fin, decía que no es que me resultara algo melódico y sugerente, pero sí me parecía que tenía fuerza, y que, para ser capaz de hablarlo, tendría que convertirme en una persona fuerte y segura de sí misma. Claro está, jamás aprendí a hablarlo bien; es más, hoy en día, casi 14 años después, sigo sin saberme las declinaciones, los géneros de las palabras ni las reglas gramaticales, pero bueno, la gente me entiende.

Pero bueno, que el tema no es ese.

Cuando por fin conseguí perderle el pánico profundo que le pillé a este idioma y comencé a entenderlo, me di cuenta de que, como todos los idiomas, dependiendo de quién y cómo lo hable, puede sonar mejor o peor.

Cuando estuve de au-pair en Hamburgo y escuchaba a Ferdinand, el mediando de los 3 monstruitos que tuve a mi cargo, aprendiendo a hablar alemán, me maravillaba la facilidad y fluidez con que le salían las cosas. Cualquier palabra que dijera sonaba dulce e inocente, cosa que, desgraciadamente, su padre se encargaba de estropear cuando llevaba con voz sibilante a tirarme los tejos y a hablarme de la cantidad de amigos suyos que habían dejado a sus familias por sus au-pairs. Ese alemán podía resultar tan empalagoso como cualquier otro idioma. Y para ponerle la guinda al pastel, teníamos el alemán de Wenke, la malvada madre que ejercía de madrastra de Cenicienta, usea, yo, que hablaba de una forma autoritaria y estridente. Un asco, vaya.

Un par de años después, y ya en Berlín, conocí el alemán del este, que es el que realmente me gusta. Supongo que es por culpa de Marcel, René y Die Ärzte, así que no esperéis que dé una explicación racional al respecto. Me gusta como suena, y punto.

En fin, que en realidad todo esto era para dejaros una canción de un grupo que me gusta muchísimo, "Wir sind Helden" ("somos héroes"). Aunque el grupo se formó en Hamburgo y saltó a la fama el año que yo estuve allí, la cantante es de Berlín (de kreuzberg, además, ¡potoma!), así que otro motivo más para que me guste.

Aquí os dejo "Du erkennst micht nicht wieder". Por cierto, que el vídeo es de unos chavales que lo hicieron por su cuenta y está rodado en Hamburgo, creo; me parece reconocer Landungsbrücke. Ahora entiendo por qué no podía conocer alemanitos allí; claro, todo el día en los tejados, así cualquiera los encontraba...



Du erkennst mich nicht wieder
Allein
Mein Gesicht sei noch gleich
Und du weist nicht ob das reicht
Um nicht alleine zu sein
Du erkennst mich nicht wieder
Unerkannt
bin ich die halbe Nacht
noch um die Häuser gerannt
Ich erkenn hier nichts wieder
Alles müde und alt
und ich male uns beide
als Umriss aus Kreide
auf den Asphalt
Du erkennst mich nicht wieder
Unerkannt
hab ich dann drüben im Park
meine Kleider verbrannt
Ich erkenn mich nicht wieder
Nur mein Herz das noch schlägt
Und ich hebe die Arme
um zu sehen ob die warme
Nachtluft mich trägt
Du erkennst mich nicht wieder
Unerkannt
flieg ich ans Ende der Stadt
ans Ende der Welt
und über den Rand

3 comentarios:

nuria dijo...

Muchas gracias por dedicarme el post :)
He escuchado la canción y mira que hasta creo que podría gustarme. A ver si este año en septiembre me animo por fin y aprendo alemán...

Alemanita dijo...

Sí, creo que la empresa te lo agradecería, por aquello de que a lo mejor los traductores desaparecemos un día, ijiji...

zweins dijo...

Aquí dejo mi pequeño granito de arena para mostrar lo bonito que suena el alemán. Es la canción "ich und du" de Phillipp Poisel. Espero que os guste.

http://www.youtube.com/watch?v=DUTaR6ajiz0

Un saludo. Zweins.